La Confianza en los Extintores de Incendio

Los extintores son unos de los mejores elementos contra incendios incipientes, pero solo si se los mantiene y utiliza en forma apropiada.

Durante más de 30 años los extintores portátiles han demostrado su efectividad, lo demuestran los aumentos en el potencial extintor en estos últimos años.

A pesar de este dato alentador, los gerentes y trabajadores deben saber que los extintores son solo parte de un plan general de emergencias. El plan debe estar en capacidad de responder los siguientes interrogantes: Si existe un incendio de menor magnitud, ¿qué hacemos como organización? ¿Cuáles son los procedimientos para el uso de los extintores? ¿Qué hipótesis deberían ser parte del plan total contra incendios?. No espere hasta que un incendio ocurra. Si anticipa y planifica en función de las previsiones, el resultado será bueno para la empresa y las personas.

Para que sea efectivo, el extintor debe estar en buenas condiciones de funcionamiento, y su operación solo compete a usuarios bien informados. También se deben observar las siguientes recomendaciones con respecto al extintor:

-Debe estar disponible de conformidad con las normas.

-Debe ser del tipo apropiado para el incendio que está siendo combatido.

-Debe existir en cantidad y tamaño suficiente.

Se lo debe mantener en condiciones de funcionamiento, inspeccionarlo con frecuencia, revisar si hubo manipulación indebida y recargarlo si es procedente.

Se lo debe utilizar en forma correcta.

Es de esperar que la mayoría de los extintores no tengan que ser utilizados, eso significa que deben existir una considerable cantidad de medidas preventivas para evitar los incendios. No obstante los extintores constituyen la primera línea de defensa contra incendios. Si se detecta y combate un incendio en forma temprana, no cabe mayor preocupación con respecto a su propagación.

Las reglamentaciones exigen

Los equipos se deben ubicar de modo accesible, a las distancias establecidas según el riesgo, todos deben estar capacitados en su utilización.

Uno de los errores mas comunes en la prevención de incendios consiste en que la mayoría no realiza o no da continuidad al entrenamiento. No realizan entrenamiento práctico y, en consecuencia, los empleados no tienen la experiencia sobre la forma real de utilizar un extintor.

El uso del extintor apropiado es crucial

No todos los incendios son iguales, ni tampoco los extintores que se necesitan para combatirlos. La selección del equipo adecuado puede significar la diferencia entre la vida y la muerte. Los incendios se clasifican en cinco clases A (combustibles sólidos); B (líquidos inflamables); C (equipos energizados); D (metales combustibles); y recientemente está incorporándose la Clase K (aceites y grasas de cocina). Los equipos contienen diferentes agentes extintores (polvo químico seco, dióxido de carbono, líquido formador de espuma, gases halogenados limpios, etc.).

Como dijimos anteriormente la selección del equipo adecuado es crítica. Si un empleado utiliza un extintor clase A en un incendio clase C podría sufrir una electrocución. Aquellos empleados que trabajan en áreas donde hay riesgo de materiales de clase D deben estar conscientes del peligro que se asocia al empleo de extintores de clase A, B o C.

Igualmente importante es saber cuando combatir un incendio y en que circunstancias emprender la huída. Si el fuego se propaga rápidamente o produce mucho humo que vuelve difícil la visibilidad y la respiración los trabajadores no deben intentar apagar el fuego con un extintor, en lugar de ello, deben activar la alarma, evacuar, y aguardar la llegada de Bomberos.

Mantenga el acceso a los extintores

Las normas y reglamentaciones exigen que los equipos sean ubicados en lugares próximos a los peligros probables, pero no tan cerca que se corra el riesgo de que un incendio los dañe e inutilice. Deben estar localizados a lo largo de un trayecto de salida normal. La distancia máxima a recorrer hasta el equipo será de 20mt. para fuegos de clase A, y 15mt. para fuegos de clase B (esto puede variar según la legislación de cada país).

En los casos en que se almacenen materiales altamente combustibles en cuartos pequeños o espacios cerrados, el extintor debe estar ubicado afuera del recinto. Si los extintores están instalados a la intemperie, es necesario protegerlos de condiciones climáticas extremas.

Las normas especifican que las ubicaciones de todos los extintores deben ser perfectamente visibles, estar provistas de señalización y tener fácil acceso. A fin de facilitar su reconocimiento toda la información debe estar señalizada en idioma español.

No se los debe poner bajo llave en gabinetes. Los equipos deben ser instalados de tal forma que no estén a una altura mayor a 1,5mt.

El cuidado de rutina es la clave para el mantenimiento de los equipos. Después de cada uso deben ser recargados de acuerdo a lo que establece la norma. Algunos extintores tienen manómetros codificados con color, el cual indica si todavía están llenos. Se deben seguir las instrucciones de las normas con relación a los controles periódicos, recarga y vida útil.

Se exige que las empresas que prestan servicio de control, mantenimiento y carga de extintores estén habilitadas y registradas ante los organismos de control.

Los empleados deben mantener los extintores limpios y revisar si muestran huellas de corrosión o abolladuras. La boquilla de descarga también debe estar limpia. Nunca se deben repintar los extintores.

Utilice el extintor correcto en el momento correcto

Si se los utiliza correctamente y en el momento oportuno, los extintores son realmente muy efectivos para sofocar incendios de pequeña magnitud. Durante la emergencia por incendio, la primera prioridad es la de rescate de las víctimas y la segunda es la del combate del fuego. El momento de utilizar un extintor es cuando:

Alguien ha activado la alarma y llamado a Bomberos.

Todos los empleados han comenzado a abandonar el área.

El fuego es pequeño y restringido.

El fuego no se encuentra en un espacio lleno de humo.

El usuario conoce los materiales que se están quemando y el tipo de extintor apropiado para el caso.

El usuario puede combatir el incendio con su espalda orientada hacia una salida del área de incendio.

El extintor está en buenas condiciones de funcionamiento y el usuario sabe como utilizarlo en forma apropiada.

El usuario debe salir del área con rapidez si fracasa en su esfuerzo y el fuego comienza a propagarse.

Si necesita utilizar un extintor (existen muchas reglas memo-técnicas), la forma básica es:

Entre 3 y 6mt. tire del pasador para desbloquear la palanca o robinete.

Apunte hacia abajo la manguera, para arrojar hacia la base de la llama.

Presione la palanca, para descargar el agente extintor.

Realice un moviendo de vaivén rodeando al fuego en forma de barrido.

Si el fuego se reactiva repita el proceso. Si no cede abandone el área y aguarde la llegada de Bomberos.

Asegúrese siempre que los Bomberos inspeccionen el sitio del incidente, incluso cuando Ud. cree haber extinguido el fuego.

Planifique la seguridad en caso de incendio

Además de los extintores, otros elementos claves en el plan de seguridad en caso de incendios incluyen la preparación de los empleados para la emergencia. La planificación de capacitación, la realización de simulacros de evacuación, el orden y la limpieza, la conservación de las instalaciones eléctricas, etc.

No hay excusas para no capacitar a los empleados en seguridad, prevención de incendios y uso de extintores. Es vital conocer cuando y como utilizar un extintor. Cuando es utilizado en forma apropiada y en condiciones correctas, un extintor puede salvar vidas y bienes materiales al apagar un incendio de pequeña magnitud o restringir su área de acción hasta el arribo de los Bomberos locales.

 

FUENTE:https://www.noticiasdebomberos.com/